Este sitio web de la plataforma “AGRIZON®” (en adelante el “sitio web”) pertenece a Agrizon USA Inc. y sus subsidiarios en Ecuador (en adelante “AGRIZON®” o “nosotros”). El sitio web ofrece el servicio de compras en línea, bajo el cual el usuario o visitante ya registrado en el sitio web puede comprar los productos que en el sitio web se publicitan. El uso del servicio de compras en línea debe sujetarse en todo momento a lo aquí establecido.

Para estos efectos el USUARIO COMPRADOR (es decir, el usuario que en este acto solicita la compra del producto escogido), se obliga y reconoce, libre, voluntaria y expresamente lo siguiente en el presente acto de solicitud de compra:

1.El producto cuya compra se solicita es de naturaleza corpórea, es decir, un bien material. No se ofrece ni se compra ni se vende de ninguna forma la Propiedad Intelectual que sobre éste pueda existir, incluyendo derechos de autor, marcas, slogans, diseños industriales, patentes o cualquier otro.

2.La responsabilidad de AGRIZON® sobre el producto materia de la compra aquí solicitada termina en el momento en que éste sea entregado al USUARIO COMPRADOR. AGRIZON® no se responsabiliza de cualquier daño posterior al producto que sea causado por el mal uso del mismo. AGRIZON® aceptará devoluciones únicamente si el producto entregado tiene un defecto de fabricación. Todos los productos cuentan con garantía de los proveedores calificados. Para más información sobre cancelaciones y devoluciones favor revisar el siguiente link.

3.En este acto el USUARIO COMPRADOR se obliga libre, expresa y voluntariamente a pagar el precio fijado para el producto cuya compra aquí solicita, de la forma establecida en este sitio web. Así mismo, reconoce que mientras el pago no se perfeccione a favor de AGRIZON® la propiedad sobre el producto no será adquirida por el USUARIO COMPRADOR, existiendo una reserva de dominio a favor de AGRIZON® mientras el pago del precio no haya sido adecuada y completamente recibido.

4.La compra que aquí se solicita se sujetará a las normas establecidas en el ordenamiento jurídico de la República del Ecuador, y cualquier disputa que derive de ella deberá resolverse por la vía del arbitraje abreviado de la Cámara de Comercio de Guayaquil, según las reglas del Centro de Arbitraje de dicha entidad.