Evonik comparte los resultados de la investigación para ayudar a comprender y aclarar el costo real de la producción ganadera

Mejoras de 18.300 millones de euros anuales en solo dos mercados clave
  • Evonik se asocia con KPMG para medir el impacto económico, social y ambiental de la producción pecuaria.
  • La alimentación innovadora puede reducir los impactos negativos hasta en un tercio
  • Evonik espera impulsar un cambio positivo y sostenible

Una nueva publicación de Evonik y KPMG examina los impactos de la producción avícola y porcina y describe los posibles beneficios sociales del uso de aditivos para alimentos balanceados que reducen la ingesta de proteína.

Las prácticas actuales de producción pecuaria contribuyen a serios desafíos mundiales, incluidos el cambio climático, la degradación de la tierra y la contaminación. Por lo tanto, se requieren urgentemente métodos más sostenibles para satisfacer la creciente demanda de carne, pescado, leche y huevos.

Para desarrollar el caso del uso de prácticas innovadoras de alimentación animal a gran escala, Evonik se asoció con profesionales de finanzas y sostenibilidad de las empresas miembro de KPMG para medir y evaluar los impactos de la producción pecuaria.

El análisis, utilizando la metodología KPMG True Value, comparó los impactos sociales del uso de alimentos innovadores para animales versus alimentos convencionales. Cubrió los impactos económicos, ambientales y sociales de la producción de carne en toda la cadena de valor, desde la producción de cultivos para alimentación animal hasta la cría de animales.

El análisis se basó en el porcentaje de mercado del 2018 que usaron alimentos innovadores en la producción de pollos en Brasil y la producción de cerdos en China, y la composición de alimentos más avanzada disponible en ese momento. El equipo cuantificó los impactos en términos financieros utilizando datos de valoración seleccionados de una amplia variedad de fuentes.

El enfoque Evonik / KPMG True Value asigna un valor financiero para cada impacto. Una vez que esto se estableció para cada impacto, el valor total de los impactos2 podía calcularse para la producción utilizando alimentos balanceados innovadores y convencionales. Los dos cálculos revelaron diferencias significativas entre los dos tipos de alimento en términos de sus impactos sociales y ambientales.

El análisis valoró los impactos ambientales y sociales de la producción avícola en Brasil en € 1,345 por tonelada de peso vivo (t / PV) cuando se usa alimento balanceados convencionales. Los impactos más significativos son el uso de la tierra para producir cultivos para la alimentación animal y la contaminación del aire a partir de los desechos de los pollos.

Sin embargo, cuando se usa alimento balanceados innovadores, los impactos ambientales y sociales negativos de la producción de pollos se reducen en un tercio. Las mayores reducciones están en el uso de la tierra y su efecto sobre la biodiversidad, la contaminación del aire, el potencial de acidificación del suelo y la contaminación de las vías fluviales.

Si la alimentación animal innovadora reemplazara la alimentación convencional, la industria crearía un beneficio neto de € 85 por t / PV para la sociedad brasileña en comparación con un costo neto de € 180 por t / PV cuando se usa alimento convencional.

“Los resultados muestran claramente un enorme potencial para influir positivamente en la creación de valor social cuando se utiliza alimento balanceado innovadores y exige transparencia en la creación general de valor social de los productos”, dijo Martin G. Viehöver, Gerente Senior de Servicios de Sostenibilidad, KPMG en Alemania.

El análisis KPMG True Value de la producción de cerdos en China mostró resultados similares. El uso de alimentos balanceados innovadores para los cerdos podría tener efectos significativos en los impactos sociales y ambientales de la industria, reduciendo potencialmente el precio “verdadero” de la carne de cerdo en casi un 12%.

El análisis estimó el potencial para proteger el valor social de otros €5.500 millones en el mercado de pollo en América Central y del Sur y otros €12.3 mil millones en el mercado de cerdos en el norte de Asia. Juntos €18.3 mil millones anualmente para estos dos mercados claves si la alimentación convencional se reemplaza por una alimentación animal innovadora.

“Los resultados de este análisis podrían cambiar las percepciones dentro de la industria de producción animal. Podrían desencadenar un diálogo significativo en la cadena de valor y ayudar a cambiar la agricultura hacia prácticas más sostenibles “, dijo el Dr. Emmanuel Auer, Jefe de Nutrición Animal, Evonik.

“Estamos compartiendo ampliamente los resultados de este estudio con proveedores, clientes, reguladores, encargados de formular políticas, académicos y otros para ayudar a impulsar un cambio sostenible positivo en la industria pecuaria mundial. Nuestro objetivo es generar compromiso y debate sobre cómo la industria pecuaria puede trabajar en conjunto para abordar sus desafíos sociales y ambientales “.

La alimentación animal convencional es alta en proteínas, lo que conduce a altos niveles de nitrógeno en los desechos animales. Evonik ha desarrollado aminoácidos para la alimentación animal que ayudan a reducir la ingesta de proteínas de los animales. Esto, a su vez, disminuye el nivel de nitrógeno excretado. El alimento innovador para animales también mejora la eficiencia de digestión de los animales, reduciendo la cantidad de alimento y agua consumida y la cantidad de desechos producidos.

“Vemos este análisis como una herramienta para guiar la toma de decisiones en innovación y gestión de la cartera de productos para desarrollar nuevos productos y servicios con un efecto positivo en la sociedad”, dijo el Dr. Auer.

Con la industria pecuaria bajo un escrutinio cada vez mayor por sus impactos ambientales y sociales, Evonik cree que cambiar la composición de los alimentos balancedos para animales puede ayudar a los productores a participar en debates basados en hechos sobre el valor social que generan, lo que podría ayudar a fortalecer su licencia social para operar.

Por lo tanto, Evonik planea expandir el alcance de su investigación para medir los impactos de su alimentación en otras regiones importantes productoras de aves y cerdos, así como en los sectores lácteos y acuícolas.

Puede descargarlo completo, ingresando aquí (en inglés).

1 Los recursos incluyeron la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y The Economics of Ecosystems and Biodiversity (TEEB)

2 Referido en el análisis como “valor social”

 

Fuente: engormix.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *