¿Cómo determinar la cantidad residual del antibiótico tetraciclina en un estanque camaronero?

Un equipo de investigadores en Vietnam desarrollaron un método análitico para la determinación de tetraciclina, oxitetraciclina, clortetraciclina y demeclociclina en el agua de cultivo del camarón, usando cromatografía líquida de ultra alto rendimiento junto con detector de espectrometría de masas de alta resolución y extracción en fase sólida como técnica de pretratamiento de muestras.

El uso descontrolado de antibióticos representa una amenaza para la salud de los humanos y el ambiente. Existen numerosas maneras para que los antibióticos se dispersen en el ambiente, incrementando de esta forma la contaminación de antibióticos en el ambiente. El grupo de la tetraciclina es el más usado entre los antibióticos.

Diversos estudios han demostrado que la presencia de tetraciclina en el suelo y agua afecta directamente el crecimiento de las bacterias en el ambiente natural, forzandolas a desarrollar resistencia estos compuestos. Además, residuos del grupo de la tetraciclina han sido detectados en aguas superficiales, aguas subterráneas, efluentes de plantas de tratamiento urbanos y hospitales.

Antibióticos en la acuicultura

Algunos investigadores registraron 67 compuestos antibióticos en 11 de los 15 principales países productores acuícolas, en el período de 2008 y 2018. De ellos, el 73% aplicaron oxitetraciclina, sulfadiazina y florfenicol. Además destacan que los principales usuarios eran Vietnam, China y Bangladesh.

Los antibióticos del grupo de la tetraciclina vienen siendo empleados en la acuicultura y veterinaria. En particular, en relación al camarón, estas sustancias parecen ser indispensables durante el proceso de cultivo debido a que ellos pueden inhibir la síntesis de proteína de la bacteria, causando que la bacteria limite su habilidad de metabolismo, y finalmente sea destruida. Sin embargo, el uso en exceso de esta sustancia durante el proceso de cultivo resulta en contaminación por antibióticos en los estanques camaroneros y la bioacumulación en los camarones.

Los riesgos ambientales del empleo de antibióticos incluye la acumulación de residuos, toxicidad para la biodiversidad acuática, selección de la comunidad microbiana para la resistencia a los antibióticos y el surgimiento de cepas resistentes a multi-antibacterianos.

El consumo por largo tiempo de alimentos que contienen tetraciclina tienen un efecto negativo en la salud de los humanos, como fallos en los riñones, hepatitis, desórdenes del metabolismo, infecciones a la piel, entre otros. Por consiguiente, la evaluación y control de la concentración de compuestos de tetraciclina en el agua del cultivo de camarón es vitalmente esencial para evitar que estos antibióticos contaminen el ambiente y la salud humana.

Por otro lado, la resistencia antimicrobiana es una creciente amenaza para la salud pública global, y el sobre-uso de los antibióticos en los animales ha sido identificado como el mayor factor de riesgo. Con altos niveles del comercio mundial y la relación directa con el ambiente acuático, la acuicultura del camarón juega un rol en la diseminación global de la resistencia antimicrobiana.

La investigación

Investigadores del Institute of Chemistry, de la Vietnam Academy of Science and Technology, desarrollaron un método análitico para la determinación de tetraciclina, oxitetraciclina, clortetraciclina y demeclociclina en el agua de cultivo del camarón, usando cromatografía líquida de ultra alto rendimiento junto con detector de espectrometría de masas de alta resolución y extracción en fase sólida como técnica de pretratamiento de muestras.

El estudio sirvió para desarrollar un método para determinar los compuestos de tetraciclina en muestras de agua de cultivo de camarón, con recuperaciones que varían de 70 a 120%.

Los investigadores emplearon el método para analizar el agua superficial de un estanque camaronero. Sin embargo, el proceso de tratamiento de la muestra no redujo la influencia de la materia orgánica natural.

 

Fuente: aquahoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *