Amazon fleta buques y aviones, además de fabricar sus propios contenedores para evitar los atascos en la cadena de suministro

Durante años, Amazon ha estado fletando silenciosamente buques mercantes privados, fabricando sus propios contenedores y alquilando aviones. Ahora, mientras muchos actores del retail entran en pánico por el caos de la cadena de suministro, las costosas apuestas iniciales de Amazon le están ayudando a evitar los largos tiempos de espera por espacio disponible en los puertos más concurridos de EE.UU., Long Beach y Los Ángeles, reportó CNBC.

Aun así, Amazon ha registrado un aumento del 14% en los artículos agotados y un incremento medio de los precios del 25% desde enero de 2021, según la plataforma de gestión de e-commerce CommerceIQ. “El consumidor ha estado sintiendo el aumento de precios en todo lo que está comprando”, dijo Margaret Kidd, directora del programa de Tecnología de Cadena de Suministro y Logística de la Universidad de Houston. “En última instancia, cuando hay un aumento en el costo del transporte, se traslada al consumidor” añadió.

Inversiones y estrategias de Amazon

Amazon gastó más de US$61.000 millones en envíos en 2020, frente a algo menos de US$38.000 millones en 2019. Ahora, está transpórtando el 72% de sus propios paquetes, frente a menos del 47% en 2019, según SJ Consulting Group.

De acuerdo con Steve Ferreira, un analista de transporte marítimo, en Los Ángeles, 79 buques han permanecido a la gira hasta 45 días esperando atracar en el puerto.  Amazon registra que sus buques solo han esperado dos días en el puerto. Al conseguir sus propios buques mercantes para transportar sus pedidos, controla a dónde van y puede evitar el largo tiempo de espera en los puertos congestionados, especialmente durante esta temporada alta.

Incluso, Amazon está tomando el control en el primer paso del transporte mrítimo al fabricar sus propios contenedores de carga de 53 pies en China. “Amazon ha producido probablemente entre 5.000 y 10.000 de estos contenedores en los dos últimos años”, dijo Ferreira. “Cuando traen estos contenedores a suelo estadounidense, una vez que los descargan, se utilizan en el sistema nacional y en el sistema ferroviario. No tienen que devolverlos a Asia como hace todo el mundo”.

Cabe recordar que un buque de carga llamado “Star Lygra” recaló en el puerto de Houston el 5 de octubre de 2021, lleno de contenedores de Amazon. “Al crear sus propios contenedores, esencialmente están garantizando que el equipo va a estar disponible para ellos”, dijo Lauren Beagen, abogado marítimo y fundador de Squall Strategies, quien estaba trabajó en la Comisión Marítima Federal cuando Amazon se registró por primera vez en la agencia en 2015, la primera indicación de que estaba explorando su propio negocio de transporte marítimo.

Luego, en 2017, Amazon comenzó a operar silenciosamente como un transitario global a través de una subsidiaria china, ayudando a mover bienes a través del océano para sus vendedores chinos que pagan para ser parte del programa Fulfilled by Amazon. Internamente, Amazon bautizó este proyecto como “Dragon Boat”.

“Están movilizando más de 10.000 contenedores al mes de los pequeños y medianos exportadores chinos. El volumen de Amazon como proveedor oceánico les situaría entre las cinco primeras empresas de transporte en el Transpacífico”, dijo Ferreira.

Por otro lado, para algunos de los productos de mayor margen, Amazon está evitando los puertos por completo alquilando al menos diez aviones de larga distancia que pueden transportar cantidades más pequeñas de carga directamente desde China a EE.UU. mucho más rápido. Uno de los aviones Boeing 777 convertidos puede transportar casi 100 toneladas de carga.

Escasez de mano de obra 

Para luchar contra la escasez de trabajadores Amazon dice que está ofreciendo primas de contratación de hasta US$3.000 a los 150.000 trabajadores estacionales que va a contratar este año. El año pasado, contrató a 100.000 de ellos.

“Ese aumento de 50.000 empleados este año con respecto al año pasado probablemente corresponde a gente para hacer las descargas. Tienen estos contenedores que llegan en el último segundo, quieren descargar estos productos y ponerlos en los estantes en los centros de logísticos tan rápido como sea posible”, dijo John Esborn, que solía dirigir las operaciones de logística para Wayfair y ahora es el jefe de transporte internacional para el agregador de Amazon, Perch.

Los trabajadores estacionales están descargando y cargando, recogiendo y empaquetando en más de 250 nuevas instalaciones que Amazon dice haber abierto en EE.UU. sólo en 2021, una clara indicación de que ha planificado con mucha antelación el último cuello de botella en el retraso de la cadena de suministro: la capacidad de los centros de almacenamiento.

Fuente: mundomaritimo.cl

Deja una respuesta